Novedades
Estás en: Cómo hacer > Cocina > > Cómo hacer crepes

Cómo hacer crepes


El crepe es una receta de origen francés que consiste en un disco de masa fina a base de harina de trigo, leche, mantequilla y azúcar. Se utiliza para ser rellenado con otros ingredientes dulces o salados. Aunque existe un utensilio específico para su elaboración, basta con una sartén antiadherente para hacerlos.

La preparación de las crepes es muy fácil. Para ello necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 500 ml. de leche
  • 250 g de harina
  • 50 gramos de mantequilla derretida
  • Aceite de oliva
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de azúcar (para crepes dulces)
  • 1 cucharada de licor al gusto (ron, coñac o Cointreau)

Proceso de elaboración de las crepes

  • Paso 1

Mezclar en un bol la harina pasándola por un colador para tamizarla, el azúcar y la sal.

  • Paso 2

Añadir los huevos, la leche, la mantequilla derretida y el licor. Batir con una varillas para conseguir una mezcla homogéneas sin grumos o usar una batidora eléctrica.

Dejar reposar la mezcla entre una y dos horas.

  • Paso 3

Calentar una cucharadita de aceite en una sartén antiadherente. Coger una porción de masa con un cazo y verter despacio en el centro de la sartén bien caliente. Extender rápidamente cogiendo la sartén por el mango y haciendo un movimiento circular para repartir la masa de forma homogénea.

  • Paso 4

Dejar dorar la crepe un par de minutos a fuego medio-alto. Cuando se empiecen a despegar los bordes dar la vuelta con la ayuda de una espátula. Dejar dorar por el otro lado.

  • Paso 5

Repetir los pasos 3 y 4 con cada crepe hasta que se termine la masa, retirando los posibles restos antes de hacer la siguiente crepe.

Consejos útiles

Es importantísimo que la sartén sea antiadherente y que esté en perfectas condiciones para que la crepe no se pegue.

Puedes añadir una cucharadita de azúcar vainillado a las crepes dulces.

Si vas hacer crepes como base para platos salados puedes reducir la cantidad de azúcar o prescindir de este ingrediente.

Las crepes quedan mucho mejor cuanto más finas sean. Si al repartir la masa por la sartén ves que te has excedido, retírala volcándola sobre el bol antes de que se empiece a dorar.

Con estas cantidades te saldrán muchas crepes, según el tamaño de la sartén que uses. Puedes congelar la que no vayas a usar en los próximos 3 ó 4 días, y así siempre tendras crepes listas para consumir. Para congelarlas, separa cada crepe con un trozo de papel de horno o similar para que sea más fácil separarlas.

Escrito por Eva María el 15 de enero de 2012 en Cocina

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.