Novedades
Estás en: Cómo hacer > Cocina > > Cómo hacer pan casero

Cómo hacer pan casero


El pan es un alimento básico  que se suele preparar mediante el horneado de una masa elaborada a base de harina de cereales, sal y agua básicamente, aunque habitualmente se le añade también levadura para que la masa sea más esponjosa y tierna. Aunque habitualmente se hace con harina de trigo, puede utilizarse también harina de centeno, de cebada o de maíz, entre otras.

La preparación del pan casero, aunque no es muy complicada, sí resulta un trabajo bastante laborioso. Aunque existen pequeñas máquinas panificadoras para falcilitar su elaboración, se puede preparar sin ningún tipo de ayuda.

Para preparar pan casero necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 750 gr. harina de fuerza
  • 1 nuez de levadura fresca (20 gr.) o su equivalente en levadura seca en sobre
  • Una cucharadita
  • 450 ml. agua tibia
  • Harina para para la mesa (durante el proceso de amasado)

Proceso de elaboración del pan casero

  • Paso 1

Tamizar la harina y la sal en un cuenco.

  • Paso 2

Mezclar la levadura con el agua tibia. Dejar reposar unos 15 minutos la mezcla de levadura con el agua, hasta se formen pequeñas burbujas en la superficie.

  • Paso 3

Hacer un hueco en el centro de la harina. Verter la mezcla de levadura y agua, removiendo y mezclando con las manos hasta que la masa se desprenda de los bordes.

Si la masa está demasiado blanda añadir más de harina, y si esta muy seca  añadir  un poco más de agua.

  • Paso 4

Colocar la bola de masa en una superficie enharinada y amasar con ímpetu durante 15 minutos.

  • Paso 5

Engrasar con aceite un bol bien limpio y seco, e introducir la masa. Tapar con un film o un paño de cocina. Dejar fermentar a temperatura ambiente hasta que duplique su volumen, que ocurrirá una hora u hora y media más tarde.

  • Paso 6

Volver a poner la masa en la superficie enharinada y darle forma redondeada. Cubrir la masa con un paño y dejar reposar otros 15 minutos.

  • Paso 7

Volver a amasar, dándole al pan la forma deseada. Dejar fermentar de nuevo en un lugar cálido cubierto con un paño bien seco durante 50 minutos.

  • Paso 8

Calienta el horno a 230º, introduciendo una bandeja con agua.

  • Paso 9

Cuando la masa haya crecido lo sufienciente, hacer un corte en la superficie con un cuchillo muy afilado para que se haga más corteza al hornearlo.

  • Paso 10

Coloca la masa en otra bandeja e introdúcela en el horno sobre la otra bandeja con agua. Pulveriza con agua fresca el horno. Hornea durante 20 minutos.

  • Paso 11

Retira la bandeja de agua con mucho cuidado. Baja la temperatura del horno a 200º y hornea 15 ó 20 minutos más.

  • Paso 12

Dejar enfriar completamente el pan sobre una rejilla antes de cortarlo

Sugerencias y consejos útiles

Cuanto mayor sea la atmósfera húmeda del horno, más crujiente saldrá la corteza.

Puedes hacer los cortes que desees en la masa antes del horneado, y darle la forma que más te guste. Incluso puedes hacer panecillos pequeños, aunque tendrás que controlar los tiempos de horneado para que no queme.

Como es un proceso bastante laborioso y largo, puedes hacer pan para varios días y congelar una parte. Así tendrás siempre disponible pan casero.

 

Fuente foto: www.flickr.com/photos/rgomez

Escrito por Eva María el 16 de enero de 2012 en Cocina